Tres pájaros de un solo tiro. Aquí les dejamos las mini reseñas de tres exposiciones simultáneas en el espacio Odeón, para que se animen (o no) a visitarlas.

Dirección: Cra 5 #12C  – 73, sobre la avenida Jiménez, Bogotá.

Curaduría – Luis Fernando Ramírez Celis

Agosto 6 a septiembre 5

El gestor, curador y artista Luis Fernando Ramírez Celis ha recolectado consistentemente y por varios años las fichas técnicas de exposiciones que terminan. Esa práctica le permitió acumular la materia prima de esta exposición que se compone de instalaciones seriales de fichas técnicas que atraviesan el espacio de exhibición. Las fichas, intervenidas a veces con dibujos a lápiz, a veces con veladuras blancas que resaltan datos particulares, hacen de la exposición una sobrecarga intencional de fechas, lugares, nombres, temas y referencias eclécticas sobre obras de arte.

Sin embargo, aunque la idea de develar la obsesiva categorización curatorial es ingeniosa, la exposición no es más que un chiste interno para personas involucradas en el mundillo artístico. Es arte sobre arte, y como está cómodo ahí, se agota pronto. En últimas, la exposición termina siendo demasiado críptica, porque el artista no se esfuerza demasiado por dar claridad acerca de sus decisiones acerca de los dibujos, como si estuviera esperando alguna complicidad de otras personas que ya saben a qué se refiere. Por ejemplo, de acuerdo con el texto de introducción, hay una referencia a la organización de los ecosistemas; pero ni idea, lo más vivo de la exposición son las parejas que la usan como refugio para besarse.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Trama – Leyla Cárdenas

Agosto 6 a septiembre 5

La reminiscencia del río San Francisco, que hace años atravesaba el centro de Bogotá y del que ahora solo queda el monumento urbano de Las Aguas, es el tema de esta exposición de Leyla Cárdenas. Cárdenas, quien es una reconocida escultora que se ha preocupado recurrentemente por el tema de las ruinas y la memoria que guardan los espacios arquitectónicos, utiliza hilos tejidos, polvo y prensa antigua para resaltar los indicios de un río que desapareció y que se llevó en su corriente una parte de la historia de la zona.

Es muy apropiado que esta exposición se encuentre en el espacio Odeón, que fue recuperado de la ruina y también carga varias décadas de historia. El problema es que el espacio es demasiado imponente, lo que hace que algunas obras de Cárdenas se vean como pequeñas manualidades, minimizadas por el lugar que las rodea. Tal vez Cárdenas y la curadora habrían podido ser más ambiciosas en la integración de la obra con el lugar, o tal vez habrían podido ocuparse más en una instalación general en vez de obras separadas. Sea como sea, es extraño que esto le pase a una artista que en otras exposiciones ha demostrado su conciencia de las dimensiones y de cómo el lugar afecta la recepción de las obras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Primer Salón Universitario de Fotografía

6 al 21 de agosto

La primera edición de un salón que mostrará los trabajos fotográficos destacados de estudiantes de universidades bogotanas. Como es de esperarse, hay de todo. Hay trabajos muy ingeniosos y hay otros muy ingenuos, que están demasiado apegados a justificaciones aprendidas en la academia y cumplen la tarea. Mención especial parceril para Natalia Quintero por su obra, que se llama igual que ella, y a Carolina Iannini por Pulpa, que con ideas concisas y contundentes son ejemplos de obras que prometen y cumplen. Natalia Quintero hizo una serie de fotos muy divertida, pero a la vez perspicaz, sobre las angustias por la apariencia y la identidad propia, en las que distintas personas se visten y se maquillan como la autora (también se despeinan como ella). Aunque de lejos todas se ven como la misma persona, de cerca aparecen las diferencias. Pulpa, por otro lado, es un montaje en serie de varias fotografías de distintas texturas que sugieren, pero que no son, una vulva. El primer impacto que dejan las fotos se va convirtiendo en curiosidad cuando uno trata de descifrar qué usó Iannini en cada una de sus fotos.

http://www.salonuniversitario.com/

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vale la pena visitar las exposiciones, no solo por lo que ofrece cada una, sino por el contraste que dibujan al estar las tres juntas en el mismo edificio. No siempre se tiene la oportunidad de tener trabajos estudiantiles o de artistas más experimentados compartiendo espacio, o de artistas con pretensiones conceptuales y formales tan marcadamente diferentes, como la autorreferencia de Celis y la temática urban de Cárdenas. Entonces, parceros, no se contenten con las fotos y pásense por el sitio.

Comentarios