88-Academy-Awards-2016-Oscars-List
La ya tradicional lista de El Parcero con las predicciones de los ganadores de los Oscars 2016
A
divinar los ganadores de los Oscars suele ser una tarea más o menos sencilla, sobre todo porque no es una competencia entre varios como nos lo pintan sino una pelea entre dos contendientes casi asegurados (o tres cuando ha sido un año excepcionalmente bueno; 2016 no es el caso). Para darle emoción, aquí los presento como si de peleas de boxeo —o de Ultimate Fighter para esta sociedad enferma— se trataran. 

Mejor Película
Spotlight vs The Revenant

Spotlight es el equipo investigativo del periódico Boston Globe que indaga sobre el abuso de menores perpetrado por sacerdotes en Boston y busca demostrar un encubrimiento sistemático por parte de los altos mandos de la iglesia católica. The Revenant, el “renacido”, es el guía de una expedición de colonos en 1820 que lucha por sobrevivir en las agrestes planicies norteamericanas luego de ser atacado por un oso y abandonado por sus propios hombres. Es la pelea entre una película coral que explora un crimen perverso como un fenómeno sociopolítico, reduciendo su impacto emocional a una catarsis intelectual, contra otra que recae en la brutal angustia física de su protagonista, exigiendo el horror y la compasión del espectador segundo a segundo. Spotlight es un drama discreto y sesudo que habrá hecho babear a los periodistas y sus alrededores, recapacitar a uno que otro mal informado (he aquí el documental definitivo sobre la iglesia católica), pero sobretodo, con sus reporteros de prensa escrita y ética intachable trasnochándose en bibliotecas y contestando el teléfono fijo, es la reencarnación de All The Presidents Men, uno de los grandes clásicos del cine gringo; ya sabemos con Chicago y The Artist que Los Oscars son capaces de premiar a punta de nostalgia. The Revenant, por otro lado, es un evento audiovisual. Hasta el espectador desprevenido que pase por alto la majestuosa fotografía de Lubeski (no es un halago, es una propuesta estética que viene perfeccionando desde The Tree Of Life y se empeña en amplificar todo lo que la cámara registra) o no reconozca los temerarios planos secuencia de Iñárritu (cuenta la leyenda que la filmación puso en riesgo la vida de más de un técnico) sentirá como nunca antes la inmensidad y la inclemencia del paisaje y el dolor y la humedad que padece el pobre Di Caprio (si no gana) mientras lo atraviesa; como ocurrió con Danza con Lobos, Gladiador y El Señor de Los Anillos, es la épica que la academia siempre está inclinada a premiar en época de vacas flacas.

Y el Ganador… muy en el fondo todos vamos a cine a presenciar un espectáculo, no el circo de explosiones a tres cámaras y efectos por computador (CGI para el nerd) que ya no tragamos entero, pero sí un evento visual y dramáticamente estimulante que exija nuestra atención de principio a fin. The Revenant, vista como una película de supervivencia, es el espectáculo que paga la boleta y el trancón, el clásico choque entre individuo y naturaleza llevado a los limites de la cinematografía actual. Poco importa que el trasfondo emocional sea débil, por no decir perezoso; que el final sea una horrorosa combinación entre una pelea de Van Damme en Premier Caracol y las coincidencias de una farsa mexicana en Cine Latino, solo esa escena del oso, que ya hace parte de la historia del cine, basta para que le tome ventaja a Spotlight, una mejor película pero tan emocionalmente contenida que no repetirá el milagro de otras producciones pequeñas pero conmovedoras como Ordinary People o Kramer Vs Kramer. Gana el más grande y más fiero.

Descalificados: Aunque Carol esté en sincronía con los logros del movimiento LGBT en Estados Unidos en 2015, es una película orgullosamente sencilla. El mentado estudio de personaje del que se premian actores y no películas. Bridge Of Spies, que no escapa de ser convencional aunque la hayan escrito los hermanos Cohen, estrenó demasiado temprano, ya nadie se acuerda de qué era. Mad Max es una gran película de acción, pero de acción al fin y al cabo. Los Oscars no están preparados para aceptar que una matazón entretenida represente lo mejor de Hollywood. The Big Short y The Martian son la cuota de Lobbying; nadie dice que sean malas pero nadie espera que se ganen premios. Las pequeñas Room y Brooklyn están incluidas para confirmar que son buenas, pero sobre todo para completar las ocho nominadas.

spotlightrevenant

Mejor película extranjera
El Abrazo de la Serpiente vs El Hijo de Saúl

En El Abrazo de la Serpiente seguimos a dos científicos europeos que, guiados por un enigmático chamán, atraviesan la selva amazónica en busca de una planta sagrada. En El Hijo de Saúl seguimos a un prisionero que, empleado por los nazis para incinerar cuerpos en un campo de exterminio, se empeña en dar sepultura al cuerpo de un niño. La primera es una película que acontece en dos décadas distintas del siglo XX, una ambiciosa aventura de viaje entre Fitzcarraldo y Apocalypse Now que aborda una coyuntura histórica vital pero ignorada en el país y en todo el continente. La segunda transcurre en algo menos de 48 horas, es un drama claustrofóbico y cruento que se suma a las tantas otras dramatizaciones de un capítulo suficientemente estudiado y denunciado en la historia de Europa, si decir historia de Europa no es de por sí una redundancia.

Y el ganador… Tengo que traicionar a la patria. Hijo de Saúl es la mejor película de la categoría y tal vez de toda la ceremonia. No importa que revisite un tema gastado, que haya mareado a uno de los editores de El Parcero, que de por sí sea más afín a las sensibilidades de la Academia mayoritariamente judía. El asesinato de seis millones de personas sigue siendo uno de los peores crímenes cometidos por una sociedad civilizada y que alguien nos adentre en las minucias del proceso y sus engranajes humanos, que obligándonos a seguir a un protagonista sistemático y alienado no solo nos haga sentir horror o compasión sino una incomodidad general e incurable con todo el género humano, es un proeza (tal vez un daño) que supera lo cinematográfico. Si sirve de consolación, El abrazo de la serpiente bien podría ser una perfecta contendiente para The Revenant, es casi tan ambiciosa y mil veces más seria y antropológicamente responsable que la película de Iñárritu.

Descalificados: sin haber visto Theeb y A War, tengo que guiarme por las predicciones de periodistas gringos especializados que, irónicamente, suelen estar muy desinformados en esta categoría e ignoran todas las películas no europeas. Ninguno parece haber visto El Abrazo de la serpiente y ve la pelea entre Hijo de Saúl y Mustang, de producción francesa, pero eso no quiere decir que sus predicciones sean incorrectas: del mismo mal pueden sufrir todos los miembros de la academia. 

oscars 2016 el abrazo de la serpiente hijo de saul

Mejor actor
Leonardo Di Caprio vs Eddie Redmayne

Es la estrella consolidada contra la estrella naciente, el que nunca ha recibido un Oscar contra el que acaba de llevarse uno por The Theory of Everything. Di Caprio, interpretando al torturado guía de The Revenant, tiene todas las de ganar: además de meterse de lleno en un papel con tremendas exigencias físicas viene haciendo méritos con su despliegue de extravagancia en Wolf Of Wall Street y su muy tarantinesco monólogo en Django Unchained; como le pasó a su compadre Martín Scorsesse con The Departed, podría ser un reconocimiento a la totalidad de su carrera. Sin embargo no hay que subestimar a Redmayne, que en la tradición de Daniel Day Lewis, Matthew McConaughey y Sean Penn, entre otros ganadores recientes, logró transformarse en un completo otro interpretando a un hombre que se descubre mujer y se somete a una de las primeras cirugías de cambio de sexo de la historia en The Danish Girl.

Y el Ganador… sería extraño, casi escandaloso, que la academia le arrebate a Di Caprio un premio que todo el mundo le endilga para dárselo a un tipo que recién ganó el año pasado. Di Caprio, babeando y gruñendo como si no hubiera mañana, también se lo lleva porque tuvo la suerte de protagonizar una mejor película.

Descalificados: Bryan Cranston, que se consagró con Breaking Bad, es el actor que todo el mundo quisiera premiar por buen tipo pero su papel apenas correcto en Trumbo no es suficiente excusa; si de protagonistas decorosos se tratara la Academia se hubiera ahorrado un escándalo nominando a Idris Elba por Beasts of no Nation o a Michael B Jordan por Creed. Lo mismo ocurre con Matt Damon, gran tipo pero su papel en The Martian no es ni para un India Catalina. Michael Fassbender, interpretando a un Steve Jobs medio musculoso y medio Irlandés, más merece su nominación por domar los sendos monólogos que le escribió Aaron Sorkin.

Mejor actriz
Brie Larson vs Cate Blanchett

Un caso similar. La actriz revelación contra la actriz experimentada, solo que Blanchett viene de una victoria contundente con Blue Jazmine y Larson, con participaciones en películas tan anti-oscar como 21 Jump Street y Trainreck, es una completa sorpresa. A Blanchett, interpretando a una mujer casada que se enamora de una joven en plena década de los cincuentas, no le cabe una alabanza más por parte de críticos y colegas; Carol, como lo fue Blue Jazmine, es una película que gira en torno a su ya conocido pero siempre bienvenido talento. Larson, interpretando a una mujer aprisionada en una habitación junto a su hijo de 5 años en Room, se perfilaba como promesa con Short Term 12 pero el salto a mejor actriz con apenas 26 años y sin mayor trayectoria parece apresurado, justificado más bien por el buen sabor que dejó la película.

Y el Ganador … Brie Larson está en el lugar y en el momento adecuado. Los Oscars siempre necesitan un momento de júbilo puro para amenizar la ceremonia y solo los actores jóvenes y genuinamente agradecidos se lo pueden otorgar. Blanchett no necesita un Oscar, se subiría al escenario a hablar maravillas del oficio o a dar un discurso muy cierto pero muy denso sobre las luchas del LGBT o la desigualdad de las mujeres en Hollywood; y después se iría a su casa como si nada.

Descalificadas: Jennifer Lawrence, que ya pintaba como nominada desde el 1 de enero, simplemente es culpable de protagonizar Joy, una película flojísima con un buen personaje protagónico. Charlotte Rampling es la Emmanuelle Riva del 2016, protagonista de una película demasiado madura para el culto a la juventud de los Oscar (aunque Amour se llevo premio a mejor película extranjera, 45 years fue totalmente ignorada) e incluida más por respeto que por una genuina intención de premiarla. Saoirse Ronan es una Brie Larson con algo más de trayectoria en una película menos aplaudida que Room; simplemente no es su año.

oscars 2016 actores actrices

Mejor actor de reparto
Sylvester Stallone vs Mark Rylance

Es la categoría más impredecible de todas, hasta Tom Hardy y Mark Ruffalo tienen chances, pero la pelea principal está entre dos actores que se robaron el show en películas que tenían un claro protagonista. Mark Rylance podrá haberle ganado a Tom Hanks como el personaje más memorable de Bridge Of Spies pero Stallone, interpretando al legendario Rocky en Creed, va a ganar por ser un viejo conocido de la Academia. También es un viejo y muy seguramente será su último Oscar. 

Mejor actriz de reparto 
Alicia Vickander vs Kate Winslet

Protesto contra las predicciones de los expertos por dejar a Jennifer Jason Leigh, la villana de The Hateful Eight, por fuera de una categoría que tradicionalmente premia los personajes inolvidables; si Rocky va a ganar por presencia en la pantalla, la de Daisy es simplemente incontestable. En cuanto a las opcionadas, Alicia Vickander es casi co-protagonista de The Danish Girl y va a ganar compensando el oscar que le van a negar a Redmayne.

Mejor película animada
Anomalisa vs Inside Out 

Aunque Anomalisa pueda ser una de las mejores películas del año (sin haberla visto confío en los comentarios de la crítica y en que la escribió Charlie Kaufman), Inside Out ganará simplemente porque cumple con todos los requisitos de la categoría: además de ser una gran película es apta para todo público.

inside-out-anomalisa-oscar-pic1

Mejor guión original
Inside Out vs Spotlight

En mejor guión original Inside Out cumple con el honor de estar nominada pero Spotlight, que no se va a ganar mejor película, tiene aquí su premio de consolación.

Mejor guión adaptado 
The Big Short vs Carol

En mejor guión adaptado las predicciones se inclinan por The Big Short; si hubiera más justicia en el mundo el Oscar se lo llevaría Room y si hubiera menos se lo llevaría The Martian. Que sea The Big Short entonces.

Mejor dirección
Alejandro González Iñárritu vs George Miller 

Los expertos hablan de George Miller, el veterano director de Mad Max, pero aquí me arriesgo a contradecirlos dándole el Oscar a Iñárritu. Podrá ser Mexicano, para horror del futuro presidente Donald Trump, pero el crimen de Miller es más grave: dirigió una película de acción.

Mejor fotografía 
Emmanuel Lubeski vs ???

El Oscar va para el imparable Emmanuel Lubeski. No hay ni competencia. 

Mejor Documental
Amy vs The Look Of Silence

Amy, sobre la ya mitificada Amy Winehouse, es el documental que todo el mundo ha visto. The Look Of Silence, sobre los aún impunes genocidios en Indonesia en los años 60, el que probablemente no veremos nunca. Si The Look Of Silence siquiera se parece al demoledor documental del que es continuación, The Act Of Killing, se merece el premio. Sin embargo gana Amy, nadie en la academia se vio El Abrazo de la Serpiente ni quiere saber de Indonesia. 

Mejor banda sonora
Ennio Morricone vs John Williams

La auténtica pelea de dos pesos pesados, pero siendo que Williams ya tiene tres Oscars en la repisa y está nominado por la banda sonora de Star Wars, que compuso técnicamente hace 40 años, Ennio Morricone se merece un premio que no sea un Oscar honorario. Hay que decir también que se lució con la música de The Eightful Eight, tanto como para que Tarantino se limitara a transgredirla con solo una canción pop.

Mejor canción original
Lady Gaga vs The Weeknd

Earned It, la canción de The Weeknd, es mejor musicalmente que Till It Happens To You, de Lady Gaga, pero nadie va a permitir que la canción de la malísima y casi peligrosa 50 Shades Of Grey se imponga a la canción de The Hunting Ground, un urgente documental sobre el acoso sexual en los campus universitarios gringos; el enfrentamiento, si se piensa bien, es un choque entre dos visiones culturales diametralmente opuestas. Va a ganar Gaga, pero dejo dicho que los videos musicales de ambas canciones son de pésimo gusto, aunque uno tenga muchas mejores intenciones que el otro.

Mejor maquillaje 
Mad Max vs The Revenant 

El disfrute de Mad Max radica 50% en el diseño chiflado de los vehículos y 50% en la apariencia aún más chiflada de los personajes, no hay forma de que no gane. Puede que The Revenant se lo lleve en una obscena avalancha de galardones pero es una posibilidad muy remota.

Mad-Max-Fury-Road oscars 2016

Mejores efectos especiales 
Star Wars vs The Revenant

El mismo caso de Mad Max: Star Wars va a ganar porque sin efectos especiales no es Star Wars. Lo curioso es que su mérito no está en el famoso CGI sino en la artesanal construcción de sets y disfraces. The Revenant en cambio está nominada por un oso generado por computador que parece más real que un oso de verdad.

Mejor diseño de producción
Mad Max vs The Revenant

Siendo que no hubo películas destacables en este campo para competirle a Mad Max, el honor recae en la película que ambienta la época más remota, es decir The Revenant. El honor por supuesto va para Mad Max.

Mejor vestuario
Mad Max vs Carol

Como suele suceder, está entre una película de ciencia ficción y otra de época. Como Carol transcurre en los 50 y no en épocas Isabelinas, las pintas de Mad Max la superan en extravagancia y seguro se llevará el premio.

Mejor edición/mejor edición de sonido/mejor mezcla de sonido
Mad Max vs Star Wars

En los premios técnicos, que suelen ser el territorio de los Blockbusters, Mad Max gana por amplio margen; en cuanto a realización sería la mejor película del año si no fuera por The Revenant. Si Star Wars le daña la fiesta me atreveré a denunciar que hubo sobornos de Disney.

 

Comentarios