La carroza de Bolívar portada

Título: La carroza de Bolívar
Autor: Evelio Rosero
Editorial: Tusquets
Publicación en Colombia: 2012
Precio: 45,000 pesos

Toda patria necesita héroes, pero ¿qué sentido tiene hablar de ellos en nuestros días? ¿Por qué leer una novela sobre Bolívar en tiempos en los que su imagen es meramente decorativa? Éstas son unas de las muchas preguntas que puede hacerse un lector al encontrarse en cualquier estante con la novela La carroza de Bolívar del escritor Evelio Rosero, que ganó este año el Premio Nacional de Novela. Si se quiere, hoy en día nos permitimos cuestionar los mitos fundacionales sin tener el temor a ser considerados enemigos de la patria, y esto ocurre porque, siendo honestos, a la mayoría de los colombianos no les interesa el tema. Sin embargo, en la Colombia de los años sesenta era reprochable cuestionar los mitos fundacionales y mucho más meterse con la figura de nuestro bien llamado libertador Simón Bolívar. Éste es el escenario que escoge Rosero para traer al presente la figura de Bolívar y para que el lector se suba al ring de boxeo a defender o atacar el actuar de ese héroe patrio que hoy día se parece más a un fantasma del pasado que a una figura que sustente la identidad de un pueblo.

Querido lector, ¿usted sabe quién es José Rafael Sañudo? Si no sabe, yo le cuento. Este señor fue un escritor e historiador pastuso que, como pocos, se atrevió a criticar el actuar del libertador al recordar en sus Estudios sobre la vida de Bolívar una masacre de civiles ocurrida en la ciudad de Pasto, ordenada por Bolívar y ejecutada por el mariscal Sucre, conocida como La Navidad Negra. La noticia de esta masacre, aún recordada por los pastusos, no se publicó a lo largo y ancho del territorio; solo unos pocos se atrevieron a hacerlo y, por lo mismo, fueron condenados al escarnio público. Era evidente que se estaban enfrentando a una república conservadora que convertía al libertador en un modelo ideal de comportamiento, modelo que no podía ser cuestionado de ninguna forma. Y es por esto que al señor Sañudo no le fue muy bien con la publicación de sus estudios, era claro que se enfrentaba a toda una jauría de defensores de Bolívar. El libro de Rosero recupera lo escrito por Sañudo y pone a sus personajes a defender o a atacar a Bolívar en tiempos del carnaval de negros y blancos. Y es que no es gratuito que el autor haya escogido a Pasto como el escenario para su novela. Es evidente que es el lugar ideal para recordar La Navidad Negra y para discutir si Bolívar fue un buen o un mal hombre.

A raíz de varios sucesos que le suceden el día de los inocentes a Justo Pastor Proceso López, personaje principal de la novela, éste se da cuenta de que su esposa lo engaña, sus hijas no lo aman y que su vida es una gran farsa. Es a partir de este despertar que el personaje se entrega a los desenfrenos del amor con otras mujeres y a la tarea de revelar la verdadera cara de Bolívar por medio de una carroza que muestre escenas de La Navidad Negra. Sin embargo, luego de hacer el encargo y de enfrentarse a las críticas de los detractores y de los defensores de Bolívar, Justo Pastor parece olvidar el tema algunos días antes del gran desfile de carrozas, durante el cual se pierde entre la multitud en busca de su esposa y no de la carroza, que nunca aparece. Al final, la discusión sobre Bolívar pasa a un segundo plano y la monumental carroza desaparece en medio de la selva.

Al terminar de leer la novela, el lector se preguntará ¿qué pasó con la carroza y todo el problema de Bolívar? Pues, querido lector, yo me quedé con un sabor amargo porque no entendía la desconexión entre el personaje y su interés por revelar al mundo la otra cara de Bolívar, la cara del mal llamado libertador. Pero después se me pasó el sabor amargo y entendí que detrás de la discusión sobre la vida de Bolívar hay una reflexión sobre nuestra identidad. ¿Para qué hablar de Bolívar en tiempos pasados o presentes? Porque a partir de Bolívar empezamos a construir una nación y una identidad, pero él no las define, ni las sustenta o las concluye. Ambas siguen en proceso de construcción.

La novela es buena porque renueva la discusión sobre Bolívar en tiempos en los que parece estar archivada y porque hay en ella personajes memorables como Justo Pastor Proceso López y su esposa Primavera Pinzón, cuya relación amorosa tiene un ritmo frenético que envuelve al lector. Tanto ritmos como contenidos están muy bien configurados en la novela, tanto así que en ella hay momentos para todos los gustos; desde escenas históricas hasta escenas amorosas y de carnaval.

Por qué SÍ La carroza de Bolívar: Porque el lector podrá asistir a un espectáculo de boxeo en el que verá enfrentados a los defensores y a los detractores de Bolívar. Además, conocerá un poco más sobre la otra cara del libertador y entenderá que toda patria necesita héroes, pero éstos nunca son el principio y el fin de la construcción de identidad.

Por qué NO La carroza de Bolívar: Es un libro bueno que pese a traer al presente una discusión muy larga y vieja no aporta mucho porque sigue mostrando ese diálogo de sordos entre defensores y detractores que no lleva a ningún lado y que en tiempos modernos parece más cercano a la fantasía que a la realidad.

Comentarios