capitan-america-destacado
Civil War  (Guerra civil) no es sólo la última parte de la trilogía de Capitán América, es la secuela que Los Vengadores merecía y que Joss Whedon no fue capaz de entregar. Sin mayor preámbulo, una reseña que más bien parece una carta de amor.

Título original: Captain America: Civil War
Directores: Anthony Russo, Joe Russo
Duración: 147 mins.
Estreno en Colombia: 27 de Abril de 2016

C
uando los grandes poderes del mundo se hartan del daño colateral causado por Los Vengadores, las Naciones Unidas deciden que el equipo de superhéroes deberá operar en adelante bajo su supervisión. Este incidente hace que se enfrenten el radicalismo ideológico de Capitán América y el pragmatismo teñido por remordimiento de Iron Man. Las filas de este conflicto las engrosan viejos aliados y nuevos héroes, para traer a la pantalla una historia rica, entretenida, y que a diferencia de entregas recientes de Marvel se siente fresca. Única.

Además del regreso de Iron Man y Capitán América a la pantalla, el film ensambla al elenco más grande de Vengadores hasta la fecha: Black Widow, Winter Soldier, Falcon, War Machine, Hawkeye, Vision, Scarlet Witch, Ant-Man, y el debut fílmico del misterioso Black Panther y la que podría ser la versión definitiva de Spider-Man.

A pesar de su reparto numeroso y un bagaje enciclopédico como trasfondo (12 películas, además de series de televisión y Netflix que componen este universo compartido), la película tiene un ritmo contundente, elegante, que nunca se torna lento o confuso y que alterna con mucha habilidad la tensión emocional y la acción explosiva. El espectador nunca se enfrenta a una sobredosis de información, ni a personajes que actúan de manera incongruente. Tampoco hay saltos argumentales absurdos en esta que, sin proponérselo, resultó siendo una lección de cine para Zack Snyder (director de Batman v. Superman: origen de la justicia, lee la reseña parceril aquí).

Más aún, todo este ejército de personajes recibe un tratamiento justo. Sus arcos narrativos se sienten completos y cuidadosos, lo que acaba siendo un singular acto de malabarismo si se tienen en cuenta las limitaciones de tiempo. Sin dejar cabos sueltos, la película marca el fin de una era para esta franquicia, a la vez que abre espacio para construir el futuro del Universo Cinematográfico de Marvel.

Además, Guerra Civil tiene un gran trabajo de adaptación, que logra capturar la complejidad ética y política del material fuente (para quienes no lo saben, hay un cómic de Civil War) sin quedarse atascado torpemente en las minucias. En Guerra Civil no hay largas audiencias de la ONU, ni retazos de la trama de un thriller político, porque los hermanos Russo bien saben que no es lo que hemos ido a ver.

Por supuesto, las escenas de acción son complejas y ambiciosas, con una coreografía impecable creada en colaboración con Chad Stahelski y David Leitech. ¿Por qué esto es importante? Porque estos señores son los responsables de John Wick, la mejor película de acción de los últimos tiempos. La escena en el aeropuerto, de la que el tráiler sólo revela un abrebocas, es un espectáculo para los sentidos que no sólo muestra una gran destreza técnica, sino un trabajo de libreto muy preciso que mezcla la acción, el humor y el ingenio de manera excepcional.

Pero no todo es combate y explosiones. Las actuaciones tienen un grado de profundidad emocional que es inusual para este tipo de cine. Los espacios de tensión e introspección son convincentes, los momentos oscuros perturban. La hora de reflexionar sobre el lugar del superhéroe en la sociedad hace su aparición, pero no es ladrilluda ni ridícula. Es sutil y poderosa.

En esta película, las convicciones de Capitán América acaban por convertirlo en un hombre peligroso, y el espectador nunca está seguro de si este ha perdido el control. Por un rato deja de ser un superhombre y se vuelve falible, humano. A Tony Stark se le ve abrumado, roto, su personalidad electrizante ha sido consumida por el peso de tantos errores. Finalmente, el papel de Daniel Bruhl (Helmut Zemo) es especialmente impactante, pues interpreta a un antagonista que se distancia de la grandilocuencia y megalomanía caricaturesca de tantos otros villanos, para en cambio protagonizar una historia de venganza anclada en lo cotidiano.

Guerra Civil marca no sólo el comienzo de la Fase 3 de este Universo cinematográfico, sino el comienzo de una nueva manera de hacer y pensar las películas de superhéroes. Los Russo acaban de subir los estándares del género. Y mucho.

 

 

Capitán America: Guerra civil

Capitán America: Guerra civil
10

Calificación

10/10

    Por qué Sí

    • - Porque es unánime: es la mejor película de Marvel hasta la fecha. Es divertida y emocionante tanto para los fans que quieren ver a sus ídolos romperse a puños en la pantalla, como para el público casual que sólo quiere pasar un buen rato después de una semana pesada.

    Por qué No

    • - Porque para apreciar completamente algunos detalles de Guerra Civil es necesario repetirse entregas anteriores, especialmente Capitán América: el primer vengador, y no necesariamente es una experiencia agradable. Además, los adultos forrados en cuero y spándex no son para todos.

    Comentarios