En el corazón del mar destacada

Título original: In the heart of the sea
Director: Ron Howard
Duración: 121 mins.
Estreno en Colombia: diciembre de 2015

A
 pesar de lo que parece anticipar, En el corazón del mar no es una adaptación de Moby Dick, el famoso libro de Herman Melville. En lugar de eso es la adaptación de otro libro, más reciente, que narra el naufragio del barco ballenero Essex en el Océano Pacífico durante una expedición en 1820. Al principio se siente como una decepción darse cuenta del engaño, pero al final del día, En el corazón del mar cumple con satisfacer la demanda emocional que requiere esa historia paradigmática de los hombres que se enfrentan con la naturaleza con el fin de dominarla, y que después de intentarlo, resultan por el contrario haciéndose humildes ante ella.

Pero resulta que también tiene que ver un poco con Moby Dick, porque supuestamente el naufragio del Essex fue una de las fuentes primarias para el libro de Melville. Entonces, muy astutamente, la película mete las dos historias en una misma narración. Por un lado, a un joven Herman Melville (Ben Wishaw) en busca de la historia para escribir su libro: una posada; un viejo sobreviviente que fue un grumete a bordo de la embarcación; una noche febril de confesión de la historia, de expiación de pecados y de tomadera de whisky entre el escritor y el narrador. Y por otro lado, el contenido de ese relato, lo que pasó realmente con el hundimiento del Essex: la historia del primer oficial Owen Chase (Chris Hemsworth) y del capitán George Pollard (Benjamin Walker) en una expedición para conseguir dos mil barriles de aceite de ballena; el choque con una ballena blanca gigantesca; el naufragio del Essex y la deriva a la que queda la tripulación sobreviviente en medio del Océano Pacífico. La búsqueda netamente comercial de su época convirtiéndose en la lucha por la supervivencia, esencial al ser humano y completamente atemporal.

En la película, las dos historias que se cuentan paralelamente luchan una contra otra. La del escritor que busca la confesión del sobreviviente es bien floja y predecible, llena de los clichés y las cursilerías que uno esperaría de un estereotipo de confesión: las dudas que tiene el escritor sobre su talento, el dilema moral del sobreviviente sobre las cosas que tuvo que hacer para sobrevivir, el choque inicial entre los dos personajes que al final de la noche termina en una camaradería que los hermana. Todo muy tedioso y empalagoso, a la manera de La vida de Pi (Life of Pi).

Hemsworth y Walker asumen el mando de la narración con un dinamismo electrizante, a la manera de los personajes masculinos de una novela de Jane Austen

En cambio, la historia central del barco, de su tripulación, de sus ambiciones y de sus aventuras es un chapuzón refrescante: un relato que en forma y contenido trabaja incansablemente para mantener nuestra atención y nuestras emociones pendientes de la pantalla. Los hombres del Essex no sólo salen al mar a darle caza a una ballena legendaria; salen a luchar contra sus propios prejuicios, contra un sistema económico opresivo y demandante; y sobre todo, contra una naturaleza que respira y se mueve como un personaje bien diseñado, envuelto entre un trabajo de fotografía preciosista y una edición de sonido impecable. Hemsworth y Walker asumen el mando de la narración con un dinamismo electrizante, a la manera de los personajes masculinos de una novela de Jane Austen. Sale uno del cine sorprendido gratamente y emocionado por una película vívida, que mezcla las emociones de Náufrago (la de Tom Hanks y el balón de Volleyball) y Tiburón (La ya clásica de Steven Spielberg).

Mientras que la historia de la confesión lucha por hundir la película, la de la aventura del Essex y su tripulación lucha por sacarla a flote. Al final la película no sólo flota, sino que navega a velocidad y con buen viento. En el corazón del mar podrá no ser necesariamente el Moby Dick del cine de nuestros tiempos, pero es el best-seller que leemos y que nos gusta, y que vale la pena recomendar a nuestros amigos.

En el corazón del mar

7.5

Calificación

7.5/10

Por qué Sí

  • Por la aventura del barco y del naufragio, que logra atrapar. Por la química que logran Chris Hemsworth y Benjamin Walker en pantalla. Por la fotografía juiciosa y la mezcla y edición de sonido impecablemente inmersivas, que hacen que queramos saltar a un barco y salir a navegar.

Por qué No

  • Por la historia de la confesión del relato entre Herman Melville y Thomas Nickerson, clichesuda y tediosa, que recuerda las películas sobre náufragos menos profundas y más moralejudamente empalagosas, como la sobrevalorada Life of Pi.

Comentarios