Desierto

Título: El Desierto de los Payasos
Autor: René Segura (texto) Jim Pluk (ilustraciones)
Editorial: Animal extinto
Publicación en Colombia: 2015
Precio: 33.000 COP

El desierto de los payasos es una fábula sobre un payaso que ya no puede reír. Se trata de un pequeño libro amarillo que puede confundirse fácil con literatura infantil. Las ilustraciones, en apariencia inocentes, engañan al lector ingenuo que espera satisfacer a su “niño interior”. Con este libro puedes satisfacer, mejor aún, a tu “filósofo interior”, ese lado depresivo que se sienta a pensar tantísimas tonterías. La historia aborda temas tan serios como la muerte y el dolor, matizados con un tono ridículo que critica una sociedad igualmente ridícula. Por eso El desierto de los payasos es sabiduría llena de humor y oscuridad, algo así como catecismo protagonizado por animales de circo.

Escrita por René Segura e ilustrada por Jim Pluk, esta brevísima historia construye su propia sociedad de payasos, remedo de la nuestra, para la cual el dolor es una enfermedad que marca y excluye a aquel que lo padece. Pinponcito, el payaso protagonista, sufre una serie de desgracias que transforman su actitud frente a la vida, ¿y a quién le importa qué pienses tú de la vida? ¿Quién se va a tomar en serio a un payaso que comienza a filosofar? Con divertidísimos atentados terroristas y guiños al pensamiento oriental, este libro denuncia cómo la felicidad erige una dictadura contra aquellos que descubren qué se esconde detrás de los coloridos globos de helio y las flores de plástico. Aunque quizás por falta de una edición o una corrección estricta, esta breve historia se cuenta con más palabras de las suficientes. Su defecto es el exceso.

Además de escritor, René Segura ha sido cantante de Odio a Botero, banda bogotana de punk rock, y candidato a la presidencia de Colombia bajo el lema “La mejor forma de no decepcionar un pueblo es no prometer nada”. En sus anteriores libros, René Segura da vida a un sabio, el Señor Plátano. Este personaje ha desaparecido en éste su nuevo libro, protagonizado por payasos. Las aventuras de estos payasos son, no obstante, tan filosóficas como aquellas del Señor Plátano. La escritura de René Segura se encarga de los chistes que luego te hacen pensar ¿Cuál es el sentido de todo esto? ¡Ninguno! El absurdo reina en sus letras como en este mundo. Y el final de El desierto de los payasos es una acogida a este vacío de nuestras vidas.

Como un bufón punkero que se burla de su rey, esta historia expone una sutil reflexión sobre el poder. Hablando de los gobernantes de Pueblín, el lugar donde vive el protagonista, René Segura escribe: “La ilusión de la felicidad es su misma vida y no puede ser alterada. Por eso en Pueblín no existía la muerte y gracias al maquillaje no se veía fácilmente la vejez”. En otras palabras: el poder maquilla nuestras vidas con placeres para hacernos sumisos. Obedecemos con una sonrisa.

El pequeño libro, del tamaño de la caja de un CD, pertenece a la colección Capriccio Stravagante de la editorial Animal Extinto. Esta historia se convierte en una hermosa obra con las ilustraciones de Jim Pluk, ilustrador de un «estilo infantil» que aborda temáticas crueles y violentas. En sus dibujos, Jim Pluk exalta la naturaleza y demerita la humanidad como seres despreciables. Así lo manifiesta el título de su anterior libro, publicado por la editorial española Dehavilland, Canosa y los detestables humanos. Sus dibujos presentan la monstruosidad de la muerte con el semblante de un niño que juega con su mascota. Así, la portada de El desierto de los payasos exhibe un payaso andando sobre un perro calavera. Las creaciones de Jim Pluk, artista versátil, encajan perfectamente con las invenciones de René Segura, de tal manera que este libro nos recuerda en un golpe que vivimos obedeciendo a una felicidad artificial y cobarde.

El Desierto de los Payasos

7

Calificación

7.0/10

Por qué Sí

  • Porque, para los seguidores de René Segura y Jim Pluk, combina lo mejor de ambos artistas. Es un libro fácil de leer, divertido y filosófico. Ofrece una crítica espiritual y política a esta ridícula sociedad y una actitud existencial llena de humor.

Por qué No

  • Porque, si eres una persona satisfecha con tu vida, encontrarás preguntas incómodas que no te dejarán en paz ni en el baño. Porque preguntarse si nuestra sociedad es justa puede ser un esfuerzo excesivo y cuestionar la comodidad de nuestra felicidad puede ser horrible. Porque te puedes cansar leyendo tantas palabras para una historia tan breve.

Comentarios