Marañondestacado

Director: Salomón Simhon
Duración: 90 mins.
Estreno en Colombia: Noviembre de 2015

A
 nuestra disposición tenemos una enorme tradición de personajes excéntricos e inteligentes que resuelven misterios: pensemos en Auguste Dupin, Sherlock Holmes, Hércules Poirot, El Doctor House y Scooby Doo (Bueno, Scooby no es tan inteligente). Recientemente, aquí en Colombia, el director Salomón Simhon se le midió a continuar esa tradición creando su propio detective, el Detective Marañón: un geek aficionado a los videojuegos con una mirada de sapo incómodo.

Detective Marañón: un geek aficionado a los videojuegos con una mirada de sapo incómodo
 Marañón tiene una agencia de investigación en la que trabajan para él dos tipos torpes y una chica bonita recién llegada, y entre todos resuelven problemas de personas ricas que están siendo extorsionadas. El misterio central de la película es el de la extorsión de un político reaccionario que es a la vez homófobo y homosexual, y que está embalado porque le tomaron unas fotos comprometedoras en chapigay. Marañón y su equipo, sin pararle muchas bolas a lo hipócrita de la situación, le ayudan al político a mantener impecable su nombre.

Por encima, Detective Marañón tiene los elementos típicos que uno espera encontrar en una película de detectives, un simpático color local y una estética llamativa; el diseño del póster (diseñado por Armando Mesías), por ejemplo, llama mucho la atención, y es una promesa de extravagancia y desfachatez. Sin embargo, la película defrauda porque más allá de la apariencia todo lo demás es apresurado. Marañón, con ese nombre tan raro, con esos ojos tan saltones, no es un personaje complejo. Nos dicen que es muy buen detective, pero no se gana ese título por derecho propio, porque no hay tiempo para desarrollar eso y hay que meter también un romance. El romance pasa porque sí, porque tiene que pasar, porque hay un protagonista y un personaje femenino puesto solo para el romance, pero no hay tiempo para el enamoramiento porque hay que meter también un misterio. El misterio brinca y confunde, tiene huecos que no se responden en la película y los personajes toman decisiones ilógicas, pero no hay tiempo para amarrar el misterio porque hay que meter también un comentario político. El comentario político, sobre la hipocresía de la sociedad y sobre las condiciones de vida de algunas personas marginadas es superficial, más fantasioso e ingenuo que reflexivo, pero no hay tiempo para entrar más en detalle.

En la revista Semana dijeron que “Detective Marañón es una película que entretiene, con un guión redondo que le entrega al espectador lo que le promete”, aquí, en El Parcero, pensamos exactamente lo contrario: promete y no cumple. De hecho, diríamos que el guión es contraintuitivo, porque los personajes hacen cosas que van en contra del sentido común y que más que excentricidad son descuidos insensibles en el guión. El crítico Manuel Kalmanovitz señaló uno de los más duros: una muchacha, después de ser salvada de un intento de violación, se acuesta con Marañón, como si nada le hubiera pasado. Pero hay otros: una escena tiesa en una cafetería, un juego del gato y el ratón inverosímil, una pista que simplemente ya no se vuelve a mencionar…

Por su forma, Detective Marañón se proyecta como una franquicia de la que podrían salir más secuelas. Aun así, si Marañón continúa, tal vez su destino estaría mejor en la televisión, donde se le podría seguir más la pista al personaje y se le podría dar la vida y la historia que necesita.



Detective Marañón

6.5

Calificación

6.5/10

Por qué Sí

  • Por la estética exagerada de la película, por los personajes estereotipados, por lo simpático del comentario político light y por algunas escenas chistosas.

Por qué No

  • Porque es una película cruda en muchos aspectos, en la historia, en el desarrollo de los personajes y en la reflexión. Porque promete cosas que no cumple.

Comentarios