deadpool destacada

Deadpool es 70 % chistes y 30 % obscenidades, groserías y sangre salpicando. Y de alguna manera esto funciona para hacerla una buena película.

Título orginal: Deadpool
Director: Tim Miller
Duración: 106 mins.
Estreno en Colombia: febrero de 2016

D
esde que las películas de superhéroes se volvieron la cima de la cadena alimenticia en Hollywood, las productoras nos acostumbraron a un arquetipo narrativo con pocas variaciones: el héroe (generalmente un hombre) que no sabe que es el héroe; el accidente o llamado heroico que lo obliga a ser; la puesta a prueba de sus poderes y el desarrollo de un prospecto amoroso (una mujer más bien débil que ocupa un segundo plano intrascendente y meramente de objeto sexual); las pruebas heroicas y la presentación del villano; la duda, el momento de debilidad o de renuncia; el regreso heroico, la confrontación final y la gran batalla; la escena en la que todos son felices y se besa con la chica; el final y la canción emocionante de los créditos.

Deadpool es otra cosa. O bueno, es la misma cosa, pero con un enfoque distinto. Deadpool es una sátira de ese arquetipo de narración heroica, con la misma historia puesta en escena de una manera retorcida y vuelta una constante burla a los clichés de la industria del cine súper heroico.

Digamos que es 70 % chistes y 30 % obscenidades, groserías y sangre salpicando.

Wade Wilson (Ryan Reynlods) es algo así como un mercenario anarquista que golpea acosadores a cambio de dinero. Wade Wilson conoce a una chica con la que tiene mucho sexo y de la que se enamora. Wade Wilson le propone matrimonio con un anillo de caramelo y luego se desmaya. Wade Wilson tiene cáncer y se va a morir. Entonces un personaje misterioso le ofrece a Wade Wilson que su organización lo puede curar del cáncer, y que además le dará poderes sobrehumanos. Wilson le dice que no y le muestra el dedo, pero lo piensa, porque su enfermedad no sólo lo está matando a él sino que le destroza el corazón a su prometida (Morena Baccarin), así que finalmente acepta. Y ahí está el giro, cuando Ajax (Ed Skrein), un científico mutante súper poderoso y súper villano, lo somete a un tratamiento que lo cura y le da poderes pero que también lo desfigura. Wilson logra escapar de las garras de Ajax y desde ese momento se dedica a buscar venganza, bajo la máscara de Deadpool, al tiempo que a encontrar una manera de recuperar a su amada. Para ello se unirá con dos personajes secundarios de X-Men, y en menor medida con una anciana ciega, un conductor de taxi y su bar tender de confianza.

El éxito de Deadpool radica en la insolencia adolescente con la que aborda el tema del superhéroe. Digamos que es  A primera vista esto suena como un recurso bastante flojo y muy taquillero, pero la diferencia aquí es que los chistes y las tonterías están, bueno, están bien escritas. Al principio nos encontramos con una secuencia de acción en cámara lenta en la que unos títulos/créditos nos hablan de Deadpool y las películas de súper héroes, y nos dicen cosas que no esperábamos ver, como “Un cameo innecesario” (refiriéndose a Stan Lee lampareando en cada película de Marvel); “Los escritores, los verdaderos héroes aquí”, o “el director, ese idiota sobrepagado”. Ése es el inicio del chiste, y en el resto de la película —entre golpizas y disparos— se va profundizando con bromas que hace Deadpool mirando a la cámara, hablando con la audiencia, usando un recurso que se conoce técnicamente como “romper la cuarta pared”: un homenaje a las narraciones en las que el héroe se sale momentáneamente de su universo ficcional para ser cómplice de la audiencia, burlarse de alguien más y de sí mismo. Muy al estilo de El día libre de Ferris Bueller y Salvado por la campana.

Ferris buellerFerris Bueller hablando con la audiencia. Imagen tomada del tráiler en Youtube

La cosa con los chistes es que la mayoría dan risa; pero mientras que unos se pueden entender universalmente, como cuando el extraño misterioso le dice a Wilson que le curará el cáncer y le dará superpoderes, y Wilson le responde que eso suena como un infomercial de T.V, hay otros que necesitan de un bagaje geek para entenderse, como cuando Wilson llama al extraño misterioso “agente Smith” (una referencia a la película Matrix). Otros chistes ya hacen parte directamente del mundo de las películas y los cómics, como cuando Wilson pide que no le hagan un traje verde y animado (referencia a la ultra fallida linterna verde protagonizada por el mismo Reynolds) o como cuando habla de actores de X-Men y cosas así. Este último es el humor que hace desternillar a los entusiastas del mundo friki y los hace sentir un poco como el centro de la narración, pero que al tiempo deja confundidos a los menos conocedores.

Deadpool

Deadpool
8

Calificación

8/10

    Por qué Sí

    • - Porque en las semanas que lleva ha roto un montón de récords en taquilla, y sería un poco ingenuo desechar del todo la sabiduría de las grandes masas: este éxito no es gratuito, y se debe a algo más que a un tipo diciendo groserías y cortándole la cabeza a una mano de gente. Hay ahí una buena crítica a la industria y un buen humor de por medio.

    Por qué No

    • - Porque si no le interesa en absoluto el mundo de los superhéroes es posible que no le interese la autocrítica que hace la película. Y si encima no le interesan los abdominales y las nalgas de Ryan Reynolds o la acción sangrienta para mayores de 18, va a encontrar el humor muy interno, y va a haber un momento en el que los chistes le parezcan demasiados y no demasiado buenos.

    Comentarios