Reseña Anna Revista El parcero
La película Anna, del director Jacques Toulemonde, nos demuestra que con un trabajo sencillo se pueden explorar sentimientos y conflictos humanos importantes.

Título original: Anna
Director: Jacques Toulemonde
Duración: 96 mins.
Estreno en Colombia: Abril de 2016

E
l título de la película no dice mucho, solo es el nombre de una persona, una tal Anna. Incluso, si uno busca, hay por lo menos otras seis películas con el mismo nombre (incluyendo una que salió en el 2015 también). Una Anna que es una periodista, una Anna que es una actriz, una Anna que es una monja, una Anna que es una femme fatale, una Anna que es una sociópata, en fin. Esta Anna, la de la película que nos interesa en esta reseña, es una colombiana que vive en París (es interpretada por Juanita Acosta) y tiene muchos conflictos con su expareja, Philippe (Augustin Legrand), por la custodia de su hijo Nathan (Kolia Abiteboul). Anna, irresponsable y arrebatada en los momentos en los que puede estar con su hijo, lo lleva a jugar y a comer dulces por la ciudad hasta tarde en la noche, llevando hasta el límite la paciencia de Philippe, quien es quien debe cuidar al niño en la cotidianidad. Un día, bajo la amenaza de Phillipe de impedirle ver a su hijo, Anna busca a Nathan en el colegio y se lo lleva para Colombia, acompañada de su nueva pareja, Bruno (Bruno Clairefond). A partir de ahí comienza la historia del viaje de Anna, Bruno y Nathan en nuestro país, persiguiendo el sueño, muy mal planeado, de montar un restaurante junto al mar.

Si tuviéramos que resumir la película en una sola palabra habría que decir que es angustiosa. Angustiosa porque por un lado uno quiere que Anna pueda estar con su hijo y ser feliz, y que los obstáculos que se le aparecen se solucionen felizmente; pero por otro lado resulta que ella es una mamá muy irresponsable, desfachatada e incluso con delirios y paranoias que la hacen tomar acciones que ponen en riesgo a Nathan y a todos los que la rodean. Anna quiere a su hijo, pero no sabe cómo cuidarlo, porque hasta parece que no se sabe cuidar a sí misma.

La película fue escrita y dirigida por el guionista de El abrazo de la serpiente, Jacques Toulemonde, y es un trabajo muy pulido y una mezcla muy bien lograda entre los diálogos, la historia y la actuación. Juanita Acosta como la conocemos comúnmente, o Juana Acosta, como la ponen en los créditos, hace un papel impresionante. Primero porque sobre ella recae la historia de la película y segundo porque tiene que representar a un personaje especialmente difícil, que brinca de la tristeza a la alegría en dos segundos, y por si fuera poco con el agregado de que tiene que intercalar constantemente entre hablar español y francés. Kolia Abiteboul, quien interpreta a Nathan, también es buenísimo, porque logra demostrar los sentimientos complejos que puede tener un niño frente a su madre, e incluso se permite algunos apuntes cómicos. Ese niño actúa muy bien.

En general, la película cuenta con actores que logran papeles creíbles y, en algunas ocasiones, apasionantes. Eso es clave en una buena película de viajes, o road movie, como la llaman en inglés, porque la relación cotidiana entre los personajes a través de la aventura es el centro de la atención, a veces conflictiva y a veces de armonía.

Anna es una apuesta refrescante frente a los géneros típicos del cine colombiano: las películas alternativas contemplativas, las comedias de clichés de la familia colombiana y las películas sobre el narcotráfico y la violencia. No tiene unas pretensiones gigantescas pero logra hacer bien lo que se propone, y nos demuestra que con un trabajo sencillo se pueden explorar sentimientos y conflictos humanos importantes, que le pueden suceder a una tal Anna o a cualquier persona.

Anna

Anna
8.5

Calificación

9/10

    Por qué Sí

    • - Porque es un trabajo pulido, bien pensado y no por eso grandilocuente ni pretencioso. Es una premisa sencilla que está explotada con mucho éxito en el guión, la dirección y la actuación. Por el papel que se hace Juanita Acosta, que es para premio, el que sea pero premio.

    Por qué No

    • - Porque la película trata sobre conflictos humanos reales y problemas angustiosos que parecen no tener solución, y eso no es de todos los gustos ni para todos los ánimos.

    Comentarios