En este sitio encuentras crítica cultural de lo que está pasando en Colombia. ¿Crítica cultural? Sí, pero ni muy académica ni muy superficial. Creemos en una crítica entretenida, honesta y bien jalada, que echa flores cuando son merecidas y da palo cuando hay que darlo. Nuestra lealtad está con los lectores, nuestros parceros.

¿Quiénes somos?

La revista El Parcero es una revista on-line de crítica cultural basada en Bogotá, Colombia. Existimos porque creemos en el derecho inalienable de las personas a una crítica transparente, rigurosa y sabrosa de leer. Aunque las respetamos, no afiliamos mucho con las revistas de crítica pesada, de nombres griegos y pretenciosos; y tampoco con las de crítica light, muchas veces hecha a las carreras. Nuestra manito de El Parcero está para estrechar las de los lectores, en un espíritu de parceridad, y tiene dientes porque somos afilados y severos: flores cuando se merezcan y palo cuando haga falta.

¿A qué nos comprometemos?

Nos comprometemos a disfrutar de lo que hacemos, a ponerle toda nuestra pasión y empeño, para que nuestro público disfrute leyéndonos. la crítica de El Parcero es independiente, honesta y transparente: ni ahora ni nunca aceptaremos condicionar nuestra crítica cultural bajo la influencia de terceros. Somos libres como unos potros salvajes; queremos que nuestros lectores también lo sean.

  • Compromiso con nuestro público: Son nuestra prioridad máxima. Se merecen lo mejor: crítica honesta y bien escrita, con rigor y fundamento, que además sea entretenida. Nos comprometemos a no matarlos de aburrimiento, a quererlos y a respetarlos (y a sus datos personales) hasta que la muerte nos separe.
  • Compromiso con nuestros colaboradores: Son los que nos dan nuestra materia prima. Nos comprometemos a trabajar hombro con hombro con ellos para que lo que hagan sea lo mejor que puede ser; a un proceso editorial honesto, dedicado y muy juicioso. A darles crédito por su trabajo y a distribuirlo de la mejor forma posible. Creemos en el amor al arte y en que el trabajo cultural merece ser pagado dignamente; por eso, tan pronto los peces flacos de El Parcero empiecen a hacer dinero con su revista, los primeros que lo verán serán nuestros colaboradores como retribución a su trabajo. Mientras no haya dinero, nos comprometemos a ser igual o más pobres que ustedes.
  • Compromiso con nuestro entorno: Aunque no vayamos al océano a salvar ballenas, creemos en trabajar por un planeta sostenible. Nuestra política GreenParce nos compromete a ser 100% digitales para evitar abuso de recursos. Nos movilizamos en transporte público y en bicicletas, evitamos comer en empaques de Icopor (poliestireno expandido) y no reciclamos las tapitas de las botellas plásticas porque en primer lugar preferimos no comprarlas. Tomamos agua de la llave, que nos parece más rica y más barata, y cerveza de botella retornable.

Políticas de uso

Aunque suena menos divertido, El Parcero implementa y es respetuoso del marco legal vigente, y así espera que lo hagan sus usuarios y colaboradores.

Derechos de autor

Los contenidos de El Parcero son propiedad exclusiva de www.revistaelparcero.com, de sus anunciantes, y de sus colaboradores, quienes otorgan licencia de uso a El Parcero con todos los derechos reservados. Dichos contenidos se encuentran protegidos por las leyes nacionales e internacionales de propiedad intelectual. Los usuarios de la página pueden compartir, difundir, compilar y republicar los contenidos de El Parcero, siempre que sean para uso No Comercial y que otorguen los créditos respectivos a la revista y a sus autores. Todo uso Comercial de los contenidos de El Parcero requiere la autorización explícita y escrita de sus autores y de los propietarios de la revista.

Los contenidos, así como las fuentes y la información usada en ellos, son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la opinión de www.revistaelparcero.com. Se insta a los colaboradores de El Parcero a utilizar siempre fuentes legítimas, y a respetar invariablemente la propiedad intelectual de los demás en sus contenidos propios.

Política de datos

El usuario de www.revistaelparcero.com acepta que dicho sitio web puede llegar a recoger datos personales, que en ningún caso cederá a terceros sin su consentimiento (porque sería descortés y mala gente). La recolección de los datos personales, como consecuencia de la navegación y/o del registro en formularios, tendrá como finalidad el mejoramiento de los contenidos para nuestros públicos visitantes, así como la comunicación eficiente relacionada con nuestros productos y servicios, ofertas, promociones, concursos, alianzas, y los de nuestras compañías vinculadas. Nuestra política de manejo de información y datos está enmarcada en la aplicación del “Habeas Data”, regulado por la ley colombiana.

Manual de estilo

Como nuestra materia prima es el lenguaje, nuestro objetivo es usarlo de la manera más adecuada y estética posible. A nuestros usuarios, aconsejamos que sean siempre críticos de nuestros contenidos y de los propios, pero que lo hagan con el respeto y cortesía que caracterizan a la comunidad parceril. Si van a hacer un insulto, les recomendamos que esté profundamente fundamentado en argumentos sólidos, y que tenga una configuración estética impecable. A nuestros colaboradores, les recomendamos basarse para sus contenidos en el manual de estilo parceril, a continuación desplegable.

Guías de escritura Revista El Parcero

Aspectos Generales (aplica a todos los textos)

Los principios editoriales que caracterizan a los contenidos de El Parcero son tres: el estilo amigable, la escritura juiciosa y la crítica fundamentada. Aquí explicamos en más detalle en qué consisten esos principios:

Estilo amigable: queremos que nuestros contenidos sean entendibles y disfrutables para un público amplio, desde el especialista en el tema hasta un lector casual. Para lograrlo, tenemos las siguientes recomendaciones:

  1. Sencillez: es importante que los artículos estén escritos en un lenguaje cotidiano pero bien cuidado, queremos que la experiencia de quienes nos leen sea clara y fluida. Evitamos al máximo academicismos tanto en terminología como en estructuras gramaticales (no nos gustan ni floridas ni complicadas). Estamos convencidos de que fácil de leer no quiere decir ni frívolo ni superficial.
  2. Gusto y humor: disfrutamos lo que hacemos y nos gusta animar la lectura. Apreciamos los chistes, los juegos de palabras y las licencias literarias si están hechas en complicidad con el lector.
  3. Referencias: cuando se trata de cultura, todo se conecta. Nos interesan las referencias populares y la intertextualidad siempre y cuando estén bien fundamentadas, le aporten al tema principal y se expliquen con suficiencia. Los hipervínculos siempre son bienvenidos.

Escritura Juiciosa: es muy importante que los contenidos de El Parcero sean ejercicios juiciosos de escritura y que tengan calidad literaria. Nuestros artículos son más que la información que contienen, buscamos que sean bonitos de leer y de ver. Recomendaciones:

  1. Gramática revisada: no queremos que el lector se distraiga con errores de ortografía y de puntuación. Aunque los editores realizamos una revisión atenta, les recomendamos mucho a nuestros colaboradores que relean lo que escriben, y que si pueden se lo lean a otros, lo repitan en voz alta o lo canten, para que estén seguros de que lo que tienen en la cabeza es lo que los demás van a leer.
  2. Orden: buscamos ideas precisas y específicas, información clara, redacciones puntuales y concretas que desenvuelvan los argumentos sin saltarse pasos. A veces por querer abarcar mucho se termina diciendo poco.
  3. ¿Quién dijo que el periodismo cultural no es un género literario? Como con un poema o una novela, una pieza excepcional de periodismo cultural tiene que tener una música particular. Esto se logra con una escritura muy cuidadosa, confeccionada parte por parte, a conciencia. Todos y cada uno de los ingredientes son fundamentales para que el mordisco que le pegue el lector al texto le deje un sabor agradable por mucho tiempo.

Crítica fundamentada: como dicen, comentar no es lo mismo que criticar. Queremos que las ideas y las opiniones de nuestros colaboradores sean convincentes para los lectores, que les sirvan de recomendación y de guía para su consumo cultural, y para eso la crítica debe ser fundamentada y poderosa. Recomendaciones:

  1. Argumentación: las alabanzas o los ataques jamás deben ser gratuitos. Toda la crítica positiva y negativa debe estar argumentada para que persuada y atraiga al lector. No nos interesan las opiniones muy personales ni los gustos muy específicos. Los contenidos de El Parcero son para compartir con todos.
  2. Ejemplos: una manera muy eficaz de mostrarle al lector los argumentos de la crítica son los ejemplos. Nunca están de más las citas o las imágenes, siempre que sean concisas.
  3. Unidad: aunque la cultura puede suscitar muchos pensamientos muy diversos, buscamos que los artículos tengan un hilo conductor que los soporte, que la lectura se guíe por pocas ideas generales pero bien desarrolladas. Sugerimos evitar al máximo las ideas sueltas o los comentarios que no se conectan bien con el resto del texto. Por más geniales que sean, a veces hay que dejar ir algunos pensamientos.
  4. Conflicto de intereses: en El Parcero tenemos un pacto de sangre con nuestros lectores, y por eso no podemos publicar contenidos que buscan promocionar irreflexivamente algún producto cultural. Aunque hay que ayudar a los amigos, una crítica sincera siempre es mejor que una alabanza por complacer.

Algunas cosas técnicas:

  1. Agradecemos que nos envíen los artículos en letra Times New Roman. Espacio y medio entre líneas, sin espaciado y sin sangrado entre párrafos. Con el idioma predeterminado de Word en ESPAÑOL (para efectos de corrección y comentarios).
  2. Los editores son quienes titulan los artículos (excepto en las columnas de opinión), pero los autores pueden hacer sugerencias o proponer ideas para facilitar la tarea.
  3. Es válido, y deseable, incluir referentes (de otros sitios web o de El Parcero) que enriquezcan el contenido de los textos, que sirvan para ampliar el tema o que liguen a contenidos relacionados. Para esto, el autor puede incluir un comentario en el artículo que indique el lugar de ubicación y la URL que quiere añadir y los editores se encargarán de darle formato, de acuerdo con los parámetros del sitio web. Se pueden incluir: hipervínculos, sonidos, imágenes, galerías y videos.